Hechos oficial

El nuevo régimen laboral para jóvenes entre 18 y 24 años busca encontrar un equilibrio entre la falta de experiencia de un trabajador joven y la necesidad de las Pymes de lograr competitividad

Para ello es importante que la ley promueva la inserción y el gobierno tome medidas urgentes para mejorar las condiciones de formalidad de los casi 170 mil jóvenes que no estudian ni trabajan.

Los gremios de la pequeña empresa suscriben y plantean cuatro propuestas para aumentar la productividad con una economía nacional que se desacelera

1.    La necesidad de impulsar la empleabilidad de los jóvenes a través de la capacitación laboral como requisito fundamental para elevar la productividad del país.

2.    El interés genuino de participar en la elaboración del reglamento de la ley que crea el nuevo régimen laboral juvenil.

3.    La solicitud para establecer un mecanismo de seguimiento al impacto de la ley mencionada con indicadores de formalización, creación de puestos de trabajo y productividad.

4.    Combatir la informalidad que agobia al país con marcos promotores que impriman mayor dinamismo y crecimiento a nuestra economía