petróleo
El WTI, petróleo de Estados Unidos, se ha estado cotizando al menos US$3 por barril por debajo del Brent desde agosto. | Fuente: Reuters

Ante la crisis energética, que ha elevado los precios de los combustibles, la demanda asiática por el petróleo de Estados Unidos continúa subiendo.

Según advierten los operadores, China y otros compradores asiáticos han estado comprando superpetroleros estadounidenses para entrega en noviembre y buscan más para diciembre.

La mayoría de los compradores buscan combustibles estadounidenses que han caído recientemente a los niveles más bajos en más de un año, con un incentivo adicional después de que el Gobierno de China concediera millones de toneladas de cuotas de importación de petróleo.

Un amplio diferencial entre los futuros del petróleo Brent y el West Texas Intermediate permitiría aumentar las exportaciones de crudo estadounidense, dijo Elisabeth Murphy, analista de upstream de ESAI Energy LLC para Norteamérica.

El WTI se ha estado cotizando al menos US$3 por barril por debajo del Brent desde agosto, un descuento que generalmente favorece las exportaciones de crudo estadounidense.

El mayor apetito de Asia por el crudo estadounidense se produce después de una recuperación generalizada de la actividad de transporte de combustible y de mercancías, y en vísperas de un invierno en el que es probable que aumente la demanda de petróleo del sector energético. Esto también se produce en un contexto de déficit de oferta mundial de combustibles fósiles que está impulsando el aumento de los precios.

El viernes, el crudo Brent superó US$85 por barril tras meses de recortes de producción por parte de la OPEP y sus aliados en respuesta a la pandemia.

Los especialistas proyectan una demanda adicional de crudo de alrededor de 700,000 barriles diarios en Europa y Asia combinados este invierno, debido al cambio de gas natural a petróleo.

Para Murphy, con esta ayuda de descuento del WTI con respecto al Brent, las exportaciones de crudo estadounidense deberían alcanzar este mes entre 3,1 y 3,2 millones de barriles diarios, frente a los 2,6 millones del mes pasado.

(Con información de Reuters).