Pescadores
Los pescadores aseguran que ahora solo pescan el 10% de lo que pescaban antes del derrame de petróleo.

Más de 1,500 pescadores artesanales y sus familias se están viendo afectados directamente por el derrame de petróleo ocurrido en Ventanilla, señaló el Comité para el Manejo Sustentable del Calamar Gigante del Pacífico Sur (Calamasur).

“Hay un daño económico para esas familias que viven día a día de sus actividades de pesca artesanal”, sostuvo Alfonso Miranda, presidente de Calamasur, a Andina.

La organización, que reúne a industriales y pescadores artesanales, consideró que el derrame de petróleo en la refinería La Pampilla de Repsol probablemente sea el accidente más grave registrado en el ámbito marino en Lima.

"Si bien todavía no se puede determinar la magnitud total de su impacto, queda claro que no es un ligero derrame, ni solo un incidente, se trata de un problema serio", comentó.

Por el momento, el gremio considera que el impacto real del derrame recién se podrá conocer en unas semanas.

“Solo esperamos que sus efectos no sean permanentes en la forma de subsistencia de los pescadores que están en esos 15 kilómetros de las playas afectadas”, indicó.

El representante de Calamasur señaló que además de los pescadores artesanales también hay otras actividades económicas afectadas por el derrame de petróleo como el turismo y otras actividades recreativas que son fuentes de empleo.

“Tiene que haber los mecanismos necesarios para garantizar el resarcimiento por el tiempo que dure la inhabilitación de esta zona para la actividad pesquera, acuícolas y recreacionales”, agregó.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Pescadores, Abelardo Cheroqui, indica que en las zonas afectadas por el derrame “se realizaba el 80% de la actividad pesquera para comercializarlo”.

“Todo está cerrado y los botes vienen vacíos. Estos productos marinos están siendo traídos desde lo más profundo del mar, los pescadores se están yendo mucho más al fondo para traer pescado y poder comercializarlo de manera un poco más segura”, comentó a Latina.

Actualmente los pescadores indican que solo se está pescando el 10% de lo que se lograba antes.