Efecto de altos precios de alimentos se sentiría todavía en abril. | Fuente: Andina

El Niño Costero no solo ha traído huicos e inundaciones por efecto de las intensas lluvias, sino también una fuerte alza de los precios al consumidor, sobre todo por el encarecimiento de los alimentos, que podría extenderse hasta abril, según prevén economistas consultados por RPP Noticias.

El analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Mario Guerrero, estimó que los precios al consumidor en Lima Metropolitana habrían subido en marzo un 1%, la inflación mensual más alta en nueve años.

 “Aproximadamente un 40% de la inflación es por impacto indirecto o directo de los efectos del Fenómeno del Niño”, precisó Guerrero.

Inflación histórica. Por su parte, el economista jefe del BBVA Research, Hugo Perea, prevé que la inflación de marzo sería de 0.9%, con lo que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) sería el mayor en cuatro año desde marzo del 2013.

En todo caso, Perea coincide en que la inflación de marzo fue empujada principalmente por el alza de los alimentos, pero también por el mayor costo de los servicios de educación, un gasto usual en esta época del año.

Los más caros. “En lo que hemos visto mayores incrementos han sido limón, en general hortalizas y dentro de hortalizas, tomate, cebolla son los que han registrado los mayores incrementos, en productos avícolas, pollo es uno de los que registra la mayor variación en marzo”, detalló el economista del BBVA Research.

 

La cifra oficial será divulgada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) el primero de abril.

En mayoristas. El miércoles se observaba en el mercado mayorista de Lima reducción de precios en el caso de la cebolla, el tomate y la zanahoria, pero todavía se registran alzas en el choclo, la papaya y la piña, en tanto, el limón y la papa se mantienen estables, según el Ministerio de Agricultura.

El economista del Scotiabank sostiene que ya se empieza a ver una reversión del alza de los alimentos en la última semana de marzo, aunque menciona que se percibirá con mayor claridad hacia el segundo semestre.

Tendencia a al baja. “La corrección de precios va a ser más visible a partir del segundo semestre, conforme se vayan normalizando las condiciones climáticas y la capacidad de oferta de productos alimenticios que ha sido dañada sobre todo en la costa norte”, anotó Guerrero.

Ambos economistas coinciden en que el golpe del Fenómeno del Niño sobre los precios será transitorio y que la inflación no será un problema gravitante este año. BBVA Research estima una inflación de 2.8% para el 2017, mientras que el Scotiabank prevé que se ubicará en 3.1%.

Estimado oficial. El Banco Central de Reserva (BCR) ajustó al alza la semana pasada su proyección de la inflación para el 2017 de 2.3% a 2.4%, todavía dentro del rango meta de la entidad de entre 1% y 3% y en momentos en que el dólar ha tendido a estabilizarse y la economía aún se muestra débil.

¿Qué opinas?