Elecciones 2021: ¿Cuáles son los efectos económicos a corto plazo de los resultados de la primera vuelta?

Los resultados de esta primera vuelta, que ponen a Pedro Castillo, Hernando de Soto y Keiko Fujimori en los primeros lugares, generarían una gran incertidumbre en los agentes económicos hasta por lo menos los próximos dos meses.

Economía
Durante esta mañana se reportó el primer efecto tras un alza de 1.70% en la cotización del dólar. | Fuente: Andina

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales 2021 tendrán un efecto inmediato en la economía peruana, según proyecta el especialista en finanzas y profesor de Pacífico Business School, Jorge Carrillo Acosta.

Los resultados de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con hasta un 66.17% de actas procesadas, indican que Pedro Castillo se encuentra en primer lugar con 16.76% y Hernando de Soto en segundo lugar con 13.14%. Mientras que Keiko Fujimori le sigue de cerca con 13.03%.

Estos resultados iniciales generarían una gran incertidumbre en la empresas y demás agentes económicos que operan en el país, preocupación que se extendería hasta por lo menos los próximos dos meses.

"Luego de las elecciones de ayer, y siendo evidente que la segunda vuelta se realizará entre un candidato “antimercado” y uno(a) “promercado”, primará la incertidumbre en los agentes económicos del país, al menos hasta el domingo 6 de junio, que volvamos a las urnas", comenta Carrillo.

¿Cuáles son los efectos a corto plazo?

Entre los primeros efectos que se estarán generando por los resultados de la primera vuelta electoral están el alza del dólar.

Durante esta mañana se reportó el primer efecto tras un alza de 1.70% en la cotización del dólar en el mercado peruano, llegando hasta S/ 3.68. Pero, Carrillo señala que podría llegar a superar su récord histórico de S/3.773.

Otros efectos en el corto plazo será la menor contratación de personal y la suspensión de los procesos de contratación que se estaban llevando a cabo.

Ante este escenario también se proyecta que el consumo privado se reduzca, pues los peruanos priorizarán el ahorro.

De igual manera, los planes de inversión de las empresas y personas también se frenarán y bajará la rentabilidad de la bolsa de valores y los fondos de AFP.