Ocho de cada diez jóvenes peruanos inicia su trabajo en la informalidad, según la Fundación Forge. | Fuente: Andina

Uno de cada dos jóvenes que estudia y trabaja al mismo tiempo valora que su empleador le de facilidades para estudiar y trabajar al mismo tiempo, según una reciente encuesta de la Fundación Forge Perú. ¿Pero cómo poder llevar ambas actividades con éxito? 

Jonathan López, director de la red de empresas de Forge Perú, brinda cinco consejos:

1. Perseverancia

Esta cualidad te ayudará a ser constante para cumplir con los compromisos asumidos en tu trabajo y estudios. Asimismo, te ayudará a soportar la presión de realiar ambas acciones en simultáneo. Debes ser conscientes que, al decidir realizar múltiples actividades, nuestra motivación tiene que ser constante para lograr nuestros objetivos profesionales.

2. Gestión efectiva de nuestro tiempo

Saber organizar tu tiempo es muy importante. Gestiona el día a día y revisa cuáles son las actividades a realizar tanto en el trabajo y en el estudio. Recuerda que puedes utilizar diversas herramientas como agendas, cuadernos de notas o los dispositivos móviles para organizar nuestras actividades. No dejes nada a la suerte, con una buena planificación podemos optimizar nuestros tiempos.

3. Responsabilidad

Al tomar la decisión de trabajar y estudiar debes dedicarle un tiempo determinado a cada una de las actividades. Ya sea que estés trabajando o estés estudiando debes estar concentrado, de esa forma no dejarás ningún pendiente por concluir. El trabajar y estudiar no es algo sencillo, incluye contar con disponibilidad de tiempo, dinero, compromiso y sobre todo la actitud de superarse para lograr alcanzar tus objetivos.

4. Orden financiero

Para trabajar y estudiar es importante que ordenes tus finanzas personales para que los ingresos permitan solventar tus necesidades básicas, así como tus estudios. Recuerda que los estudios son siempre una inversión para afrontar cualquier reto profesional futuro.

5. Ser honestos

Recuerda ser claro con tu empleador y respetar los lineamientos de la empresa. Generar acuerdos es primordial para generar un clima de confianza. Por ejemplo: si eres un estudiante que ingresa a trabajar, lo ideal es que puedas manifestar esa condición en tu entrevista y la empresa pueda darte algunos beneficios para salir temprano u acomodar tu horario de la universidad con el de la empresa.

Finalmente, si ya ingresaste a tu primer empleo y tienes planeado estudiar, puedes comentarle a tu jefe y ver la posibilidad de un financiamiento interno o tener flexibilidad de horarios ante los posibles permisos por viaje de estudios u otras actividades. Recuerda siempre ser sincero, transparente y no tengas miedo a exponer tus ganas de seguir capacitándote para lograr cumplir tus objetivos personales y profesionales.

0 Comentarios
¿Qué opinas?