Wikipedia / Eric Hunt

Las exportaciones peruanas del género capsicum (ajíes y pimientos) sumaron US$ 94.5 millones de enero a julio de este año, lo que significó una contracción de 21% respecto a similar periodo del 2012, informó la Asociación de Exportadores (Adex).
 
El gremio detalló que la crisis económica de España golpeó con fuerza los envíos de capsicum en el 2012, principalmente de la páprika, situación que se acentuó este año con la gran oferta de páprika china a precios bajos, tendencia que se podría extender en el 2014 si no se buscan nuevos nichos de mercado.

No obstante, el presidente del Comité de Capsicum de Adex, Renzo Gómez, refirió que debido a la poca oferta de páprika se proyecta que para el segundo semestre del año suba el precio y crezcan los envíos peruanos en valor.

Recordó que entre enero y julio la exportación sólo de páprika en sus diversas presentaciones cayó en 34%.

Capacitan a paprikeros

Con el fin de mejorar el manejo técnico del cultivo de los ajíes, así como su calidad e inocuidad, y con ello asegurar su ingreso a mercados exigentes, el Comité de Capsicum Adex y el Grupo de Trabajo de Páprika de Barranca realizaron una capacitación en esa provincia a la que asistieron más de 300 productores.

En este certamen se promocionó las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) y las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) y se abordaron temas como los residuos químicos en los cultivos y las estadísticas de las variedades de páprika en el mercado nacional e internacional.

El titular del Comité de Capsicum de Adex señaló que los productores están motivados para seguir capacitándose, ya que los países de la Unión Europea y Estados Unidos se han vuelto cada vez más exigentes en lo que respecta a la inocuidad de los productos que ingresan a sus territorios.

Recordó que la Unión Europea exige que la páprika importada no tenga más de 30 partes por millón de ocratoxina (hongos producidos por la humedad) y que para el 2015 el estándar sería la mitad (15 partes por millón).

“El mercado europeo es cada vez más exigente, esta medida sería perjudicial para el Perú, principalmente para la producción del norte que concentra el 60% del total nacional”, dijo Gómez.

Sin embargo, señaló no es el único problema que padecen, pues el año pasado no se permitió la entrada de varios contenedores de páprika a Estados Unidos porque la oferta no era completamente inocua.