Economía
Las calificadoras de riesgo Standard & Poor's Global Ratings y Ficht Ratings publicaron la actualización de sus reportes de riesgo. | Fuente: Andina

Las calificadoras de riesgo Standard & Poor's Global Ratings y Fitch Ratings actualizaron recientemente las calificaciones crediticias del Perú con perspectiva negativa ante la inestabilidad política.

En el caso de la calificadora S&P Global Ratings, la calificación en moneda extranjera de largo plazo se mantuvo con BBB+, pero para moneda nacional bajó a A- con perspectiva negativa.

Para S&P un entorno político fragmentado y un desafío social difícil por la pandemia podrían “pesar negativamente sobre las expectativas de crecimiento a mediano plazo de Perú y empeorar sus indicadores de deuda”.

Mientras que Fitch Ratings bajó la calificación de la deuda peruana en moneda extranjera de BBB+ a BBB.

"La rebaja a través de la eliminación del primer escalón positivo para la credibilidad de la política macro y fiscal refleja la erosión constante a lo largo del tiempo del balance soberano de Perú y otras métricas clave de calificación, como resultado de una serie de shocks; esto se ha acelerado desde 2020 debido a la recesión relacionada con la pandemia y la respuesta fiscal", indica Fitch Ratings.

Además de esos aspectos, la calificadora señala que la volatilidad política se ha vuelto más pronunciada y la polarización continua sigue siendo un riesgo.

"Los cambios de política propugnados por el partido de izquierda Perú Libre, del que es miembro el presidente, parecen entrar en conflicto con el modelo económico abierto, impulsado por las inversiones y orientado al mercado", sostienen.

Por el momento considera que con la reorganización del gabinete se ve una mayor moderación, "alejándose de posiciones más radicales sobre la orientación de políticas macro y el estado de derecho, y podría mejorar las relaciones con el Congreso".

Sin embargo, comentan que el perfil de crecimiento de Perú se ha venido deteriorando en los últimos años, lo que es insuficiente para mejorar las perspectivas.

Pese a los ajustes, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señala que la calificación y perspectiva crediticia en la mayoría de agencias clasificadoras se mantiene como BBB+, siendo Perú el segundo país con mejor clasificación en la región.

"Esta buena posición que mantiene el país permitió que ayer, luego de cinco meses, se colocaran en el mercado de capitales doméstico bonos soberanos por un monto total de S/ 170 millones, reflejándose en la demanda la confianza y optimismo de los agentes económicos en los sólidos indicadores macroeconómicos y fiscales, la cual llegó en total a S/ 1,547 millones ", indicaron a través de un comunicado.

El ministerio agregó que el proceso de recuperación económica del Perú se mantiene con perspectivas positivas.