Economía mundial
Según el FMI, hay una creciente divergencia entre países ricos y pobres requiere que el FMI encuentre más recursos. | Fuente: EFE

La segunda ola de la pandemia de COVID-19 que sufren muchos países, con nuevas restricciones a la vista,  está generando un alto grado de incertidumbre, según afirmó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

"Es muy importante reconocer el alto grado de incertidumbre en que operamos", dijo Georgieva.

Explicó que pese a un buen tercer trimestre, muchos países han sido golpeados en los últimos meses por la segunda ola, lo que ha llevado a imponer nuevas restricciones, con lo que consideró que es necesario "calibrar" el apoyo fiscal a las economías y, en algunos casos, aumentarlo.

"Estamos en un momento en que con las vacunas nos estamos moviendo hacia la aplicación de vacunaciones masivas, pero todavía no está hecho, y por esa razón recomendamos fuertemente a los Gobiernos que calibren el apoyo, dependiendo del progreso que hagamos para salir de la crisis sanitaria. Es determinante no retirarlo demasiado temprano y calibrarlo en términos de tamaño, conforme vamos avanzando", subrayó.

En ese sentido recalcó que un objetivo muy importante de las medidas fiscales debe ser abordar mejor las partes más vulnerables de la economía.

"En el punto en que atravesemos la crisis sanitaria, tenemos que construir medidas de consolidación fiscal que nos permitan tener la fortaleza ante los futuros impactos que se produzcan", advirtió.

La pandemia, que ha causado más de 95 millones de contagios en el mundo y más de 2 millones de muertos, ya ha ocasionado la peor recesión en la economía mundial desde la Gran Depresión.

Con información de EFE.