Gratificación
La gratificación equivale a la remuneración que recibió el trabajador hasta el 30 de junio más una bonificación correspondiente al 9% de las aportaciones a EsSalud o el 6.75 % si esta afiliado a una EPS. | Fuente: Andina

En esta quincena de julio llega el depósito de la gratificación de Fiestas Patrias para los trabajadores del sector privado. Pero, ¿ya pensanste cómo usarás este dinero extra que recibirás en los próximos días?

Para muchos trabajadores este dinero extra puede significar un alivio para liquidar una deuda pendiente, mientras para otros el ingreso será empleado para gastar en ciertos gustos.

¿Cómo sacarle mayor provecho a tu gratificación de julio 2021?

De acuerdo con la plataforma ABC del BCP, estas son algunas de las recomendaciones que debes tener en cuenta para sacarle el máximo provecho al dinero extra que te depositarán.

1. Prioriza tus necesidades

Antes de gastar el dinero en cosas que no son prioritarias, encárgate de cubrir las que sí lo son, como por ejemplo: el pago de un alquiler, educación, alimentación o servicios básicos

2. Revisa las cuentas.

Revisa tus estados de cuenta y reconoce las deudas que puedes cancelar más rápido con este dinero extra para disminuir futuros gastos.

Ten en cuenta que no todas las deudas cuestan lo mismo, por lo que deberás considerar la tasa de interés, conocida como TCEA o Tasa de Costo Efectivo Anual. Recuerda que mientras más alta es la TCEA, más caro es el préstamo.

Mira también: Calcula tu gratificación Julio 2020 por Fiestas Patrias

3. Ordena tus finanzas.

Tener un dinero extra puede hacer que empecemos a gastar de manera desmedida, por ello es importante llevar un registro detallado de nuestros ingresos y egresos con la finalidad de poder controlarlos.

Una opción para manejar tus finanzas personales es descargar un aplicación que ayude a documentar tus gastos, o apuntarlo en un cuaderno o block de notas.

4. Invierte

Si no tienes ninguna deuda pendiente, la mejor manera de aprovechar este ingreso extra es haciéndolo crecer. Puedes invertir iniciando tu propio emprendimiento o a través de entidades financieras, con cuentas de depósitos a plazos o fondos mutuos.

Otra opción es invertir en ti, llevando un curso para mejorar tus capacidades, o en tu casa, arreglando u optimizando algún área.

5. Mantén un fondo de emergencia.

En caso no tengas pagos pendientes y no quieras gastar el dinero inmediatamente, entonces es recomendable comenzar a mantener un fondo de emergencia que te ayude cuando necesites efectivo ante cualquier imprevisto.