Estas empresas fraudulentas contactan a sus víctimas vía llamadas a sus teléfonos móviles, fijos, WhatsApp o correos electrónicos. | Fuente: holaandy.com

A lo largo del año la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), ha alertado de un listado de páginas web que ofrecen préstamos por Internet de manera fraudulenta.

Ante este problema www.holaandy.com el portal de préstamos en línea, señala que son siete las modalidades de estafa más comunes que intentan sorprender hoy a miles de peruanos.

Utilizan Redes Sociales. Las empresas fraudulentas se contactan con la posible víctima, dándole a conocer la acreditación de un premio o préstamo al instante por medios de redes sociales, impidiendo identificar al victimario ni el origen de la misma. Estas "seudo" empresas por lo general no se identifican y solo dan un nombre de referencia.

Prometen premios. Si alguna empresa solicita pagar por adelantado algún premio es probable que sea una estafa y no se haga la devolución del dinero.

Ofrecen grandes sumas de dinero. Por lo general las empresas estafadoras buscan sorprender, ofreciendo exorbitantes sumas de dinero a manera de préstamo online. De esta manera buscan llamar la atención y sumar cada vez más víctimas.

Piden depósitos. Ninguna empresa formal pide a sus futuros o posibles clientes el pago o abono de dinero para que se le acceda un préstamo online. Es ilógico que una página web dedicada a otorgar créditos solicite dinero previo.

Apelan a la caridad. Los delincuentes pueden suplantar la identidad de una organización de caridad con la intención de pedir donaciones o ayudas por catástrofes, enfermedades, etc. Lo más recomendable es verificar el origen de la página web y corroborar la autenticidad de la misma.

No evalúan. Las “seudoempresas” estafadoras suelen ofrecer condiciones inmejorables, bajo tipos de interés y no solicitan información que les garantice solvencia económica del solicitante.

Piden información de más. Las empresas formales de préstamos por Internet cuentan con todas las herramientas disponibles para hacer una consulta de la situación crediticia de los solicitantes a un crédito. Por ninguna razón se debe proporcionar información que ponga en riesgo la seguridad del interesado, como por ejemplo, saldos en cuentas de ahorro o claves secretas.

0 Comentarios
¿Qué opinas?