La guerra comercial de Trump contra China se hace realidad

Economistas han advertido el daño potencial que el proteccionismo de Trump puede causar al comercio y la economía mundial. El aumento de aranceles regirá desde esta medianoche.
Esa política de restricciones puede elevar precios y afectar a las cadenas de distribución internacionales. | Fuente: AFP

Tras meses de amenazas y vanos intentos por evitar una guerra comercial entre las mayores economías mundiales, el incremento de aranceles de Estados Unidos a bienes chinos regirá desde la medianoche de hoy jueves.

El escenario está montado 

China ha anunciado represalias inmediatas contra bienes estadounidenses y, a su vez, el presidente Donald Trump replicó que aumentará progresivamente las penalidades hasta un total de 450.000 millones de dólares en bienes. Esa suma representa la parte del león de las exportaciones chinas a los Estados Unidos.

La escalada global de las disputas comerciales de Trump ya ha afectado a la economía, con tarifas vigentes para el acero y el aluminio importados desde sus principales socios comerciales, entre ellos la Unión Europea y Canadá. Además, la Casa Blanca amenaza con imponer aranceles a las importaciones automotrices.

Los precios están aumentando, especialmente los del acero y el aluminio, y las empresas estadounidenses ya se muestran reticentes a invertir o planean mover su producción fuera del país, para evitar represalias contra las exportaciones desde Estados Unidos.

Trump dice que las medidas tienen como objetivo beneficiar a las compañías estadounidenses, que, según su visión, podrían volverse más competitivas.

Pero para firmas como Mid-Continent Nail Corporation -la mayor industria de clavos del país- el precio ascendente del acero ha representado una inmediata reducción de empleos y la empresa teme verse obligada a dejar de funcionar.

0 Comentarios
¿Qué opinas?