Foto: EFE

El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez reconoció que podrían producirse recortes de energía eléctrica y apagones en la zona norte y sur del país, ante las débiles líneas de transmisión que unen estos dos puntos del Perú. 

“Tenemos capacidad para atender el servicio lo que pasa es que a veces, como ha sido el caso, el caudal de algún río viene por debajo de lo normal o si hay una salida intempestiva de cualquier otro sistema puede causar esos problemas, pero no es un tema estructural”, explicó.

Ayer el presidente del Comité de Operación Eléctrica y Sistema Interconectado Nacional (COES), César Butrón advirtió que el racionamiento de energía eléctrica y apagones en el norte se mantendrán hasta mayo, mientras que los apagones en el sur se extenderían hasta julio. 

Sin embargo, Sánchez comentó que en el norte del país se está construyendo un sistema eléctrico mucho más sólido a través de la línea de transmisión Trujillo – Chiclayo de 500 kilovatios (Kv), que recorrerá las regiones de La Libertad y Lambayeque.

“Adicionalmente, en mayo se completará la línea que une Cajamarca y la zona central de Perú, con lo cual el tema del norte queda definitivamente resuelto”, enfatizó.

La producción de energía eléctrica durante el 2010 creció 9%, y al cierre de este año también tendría una expansión similar, según el ministro.