Moody’s mantiene calificación del Perú en grado de inversión

Según la agencia de riesgos, la corrupción, un sistema judicial débil, bajos niveles de educación y una burocracia ineficiente, son los retos del Perú en cuanto a la perspectiva de la calificación del crédito.
Moody’s mantiene calificación del Perú en grado de inversión. | Fuente: REUTERS

La calificadora de riesgo Moody’s Investors Service mantuvo la calificación crediticia del Perú en grado de inversión, con una nota A3 con perspectiva estable, informó el vicepresidente senior de análisis, Jaime Reusche.

Reconocimiento. Refirió que la estabilidad económica del Perú y las prudentes políticas fiscales compensan la debilidad institucional del país. “La calificación A3 del Perú refleja la trayectoria de estabilidad económica de muchos años del país, con políticas de mercado y una prudente gestión fiscal”, afirmó el ejecutivo.

“Estos factores se compensan con los desafíos que enfrenta el país de débiles instituciones políticas”, afirmó.

No se moverá. En ese sentido, Moody's adelantó que la calificación crediticia del país permanecería cerca de sus niveles actuales en los próximos tres a cinco años.

Reporte de crédito anual. “Se espera que la calificación del crédito para el Perú permanezca cerca de su nivel actual en los próximos tres a cinco años”, anticipó, de acuerdo al informe "Gobierno de Perú - A3 estable: Análisis de Crédito Anual ".

“Ello teniendo en cuenta el contexto de más bajo crecimiento y los cambios de las perspectivas fiscales del país a partir de los excedentes recurrentes que se registraron durante la última década hacia un bajo déficit, pero sostenido”, apuntó.

Análisis. Reusche destacó que, pese a que el coeficiente de deuda del país ya no se reducirá en forma sostenida, seguirá siendo más fuerte que el promedio registrado en la categoría "A" de calificación. "El balance general del Gobierno ha sido amortiguado por un nivel sustancial de activos líquidos que se han acumulado gracias al ahorro fiscal ", dijo el analista.

Lo negativo. Refirió que la corrupción, un sistema judicial débil, bajos niveles de educación y una burocracia ineficiente, especialmente en los gobiernos locales y regionales, se encuentran entre los mayores retos del Perú en cuanto a la perspectiva de la calificación del crédito.

Riesgos. “Estos problemas debilitan la gobernabilidad y la política de ejecución, en detrimento de la asignación eficiente de los recursos. Así como la debilidad de las instituciones, el Perú también se ve obstaculizado por un ambiente político ruidoso”, dijo.

Aunque el riesgo de gran inestabilidad política es bajo, sostuvo, los conflictos sociales siguen imponiendo costos económicos en el país. No obstante, añadió, los indicadores sociales mejoran gradualmente debido a una mayor inversión en infraestructura, un aumento de la presencia del Estado en las zonas remotas del país y la mejora de los servicios sociales.

¿Qué opinas?