El Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú señaló que los conflictos, como el de Arequipa, son un claro indicador de que algo no está funcionando bien. | Fuente: Foto: Andina/Referencial

La ejecución del proyecto minero Tía María no garantiza la protección y el cuidado ambiental que requiere el Valle de Tambo, zona que hoy se dedica a la agricultura. Esta fue una de las conclusiones del Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú (OCM) en el marco de la presentación del informe del Primer Semestre sobre Conflictividad Minera.

La directora de CooperAcción, Ana Leyva, advirtió que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto, aprobado en agosto del 2014, plantea serias dudas.

"La Tapada y Tía María son dos yacimientos que contienen sulfuros. Recordemos que un proyecto minero demanda detonaciones y en ello el tema de los vientos es central. Los puntos de monitoreo para el desplazamiento de estos contaminantes en el aire no están establecidos en zonas clave, tal como lo señaló la evaluación de la UNOPS (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos). Hay falta de información", indicó

Leyva afirmó también que existen inquietudes sobre el tema del agua. "En esta zona el agua subterránea es importante porque permite que no se seque el río. Si se afecta esas aguas subterráneas, se afecta el agua de la cuenca y los canales del Valle. ¿Hay conexión? Ese debate debió aclararse. En el 2014 contratamos a un hidrogeólogo portugués quien dijo que el EIA genera un alto nivel de incertidumbre por falta de información", dijo.

Por su parte, Ricardo Quispe, dirigente del Valle de Tambo, quien estuvo en Lima y participó de la presentación del informe de conflictividad minera, señaló que "en la Punta del Bombón, en Islay, hay una empresa minera que se llama Mariella y extrae hierro. No está cerca al lago ni al río y hemos verificado que no va a impactar en el medio ambiente. Entonces se le permitió entrar. Es por ello que no nos pueden decir que somos antimineros"

"Dicen que somos 120 personas; pero las manifestaciones demuestran que somos cerca de 8,000 personas. Nos dicen diálogo, pero con una licencia de construcción aprobada y con contingente policial en camino a Arequipa", manifestó.

¿Qué opinas?