COVID-19
La COVID-19 paralizó la economía y dejó a muchos peruanos sin empleo. | Fuente: Andina

La pandemia ha traído muchos cambios a la manera cómo vivimos y a la manera cómo hacemos muchas cosas. Esto, a su vez, ha tenido un impacto económico que seguiremos viendo por los próximos años. Esto se refleja, por ejemplo, en la caída del PBI, en la caída del empleo, etc. No hay duda de que la pandemia ha traído un deterioro de las condiciones de vida de muchos peruanos.

No obstante, en este contexto muchas empresas han tenido que acelerar la implementación de innovaciones de distintos tipos para poder sobrevivir y poder brindar alternativas que funcionen. Uno de los sectores que ha tenido que hacer precisamente eso ha sido el financiero. Los bancos en el Perú han tenido que implementar rápidamente cambios. El desarrollo de servicios financieros digitales ha permitido traer más eficiencia, lo que ha terminado beneficiando a todos.

La COVID-19 paralizó la economía y dejó a muchos peruanos sin empleo. El gobierno de Martín Vizcarra anunció, entonces, una serie de iniciativas para transferir bonos y ayudas a familias de distintos perfiles. Lamentablemente, en el Perú la bancarización es más baja. Si todos tuvieran al menos una cuenta en un banco, con nombre y apellido, el proceso habría sido simple. A cada uno se le giraba el dinero y listo.

Este avance en servicios digitales financieros no es un asunto solamente técnico, por supuesto. Hay elementos adicionales que hay que considerar, si tomamos en cuenta que a través de estos nuevos mecanismos se está creando puertas que no necesariamente son seguras. Por eso, a la par de la introducción de estos nuevos instrumentos se debe pensar también en la institucionalidad correspondiente. Por ejemplo, en la regulación que la SBS deberá aplicar con respecto al uso de estos servicios. Después de todo, estamos hablando del dinero de la gente, que los bancos o las entidades financieras están moviendo. El Estado tiene la obligación de velar por los intereses de esos ciudadanos. También se debe velar por la protección de los datos de los usuarios. La privacidad de las personas es su derecho. Yo no quiero que bandidos se enteren cuando compro algo por internet usando medios electrónicos.

Puede escuchar el nuevo episodio del podcast ‘Marginal’ aquí: