Los avances técnicos y la holgada posición fiscal permitirían disminuir los impactos que se afrontaron con el Fenómeno de El Niño(FEM) del 1998, señala un reporte de Macroconsult.

La consultora recuerda que los impactos que este fenómeno causó en 1998 se estimaron oficialmente en 3,5% del PBI, sin embargo esta cifra no considera la perdida de capital, estimada en 1.600 millones de dólares, ni el deterioro de nivel de vida de la población afectada.

“Los efectos negativos de un Fenómeno El Niño fuerte son, de lejos, mayores que sus efectos positivos”, señala el reporte precisando que la caída del PBI de 1998 en Piura, Tumbes y Lambayeque, fue del 12%, 17% y 4%, respectivamente.

Macroconsult recordó que en el  1998 el Fenómeno de El Niño produjo además una “tormenta perfecta”.  La economía peruana experimentó choques externos e internos de gran magnitud.

Adicionalmente se desató una crisis internacional, las autoridades permitieron una severa depreciación del tipo de cambio que languideció la demanda interna y, posteriormente, se produjo una crisis bancaria y una contracción del gasto público, sostuvo el informe.