Bancos
Los bancos deberán considerar reducción de tasas, condonación de intereses, postergación de cuotas y mayores plazos para sus clientes con problemas de pago. | Fuente: Andina

A partir del pasado 30 de agosto comenzaron a estar vigentes las modificaciones en el reglamento de gestión de conducta del mercado del sistema financiero que estableció la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Es decir, este reglamento ahora indica que los bancos estarán obligados a crear una tarjeta sin cobro de membresía, tendrán que establecer facilidades de pago para deudores y prohíbe ciertas prácticas consideradas abusivas.

¿Qué opciones deben dar a los clientes con deudas?

Las empresas financieras deben implementar políticas y procedimientos para el tratamiento de sus cliente con dificultades para pagar deudas.

Estas políticas de procedimiento están dirigidas a usuarios con problemas temporales de pago debido a la emergencia sanitaria.

Pero, ¿cuáles son las opciones? Los bancos pueden considerar reducción de tasas, condonación de intereses, postergación de cuotas y mayores plazos para sus clientes. 

"La mayoría de entidades financieras ya comenzaron a reprogramar. Hay más de 9 millones de créditos reprogramados por más de S/ 130 mil millones, la mitad de créditos del Perú han sido reprogramados", indica Jorge Carrillo Acosta, especialista en finanzas y docente de Pacífico Business School.

El experto señala que las facilidades que se están dando por el momento se están enfocando más en la postergación de cuotas y la extensión de los plazos de pago.

De acuerdo con la Resolución SBS N° 1870-2020, las condiciones mínimas que las entidades deben ofrecerle a sus clientes están relacionadas a: 

  • Implementar una adecuada comunicación con sus clientes sobre los procedimientos y plazos para la presentación de su solicitud.
  • Recibir y evaluar la solicitud de sus clientes, en un plazo máximo de siete días, sin aplicar intereses, moras u otros cargos adicionales durante el proceso de evaluación.
  • Implementar alternativas de pago informando adecuadamente al cliente sobre sus características, beneficios y riesgos.
  • Hacer monitoreo periódico del cliente para tomar acciones en caso presente nuevas dificultades.

Prácticas abusivas

Entre las prácticas que ahora estarán prohibidas en las entidades financieras, y serían consideradas infracciones graves al reglamento están:

- Cobrar más de un cargo por incumplimiento de pago por cada ciclo de facturación en las tarjetas de crédito.

- Cobro de la comisión de membresía anual, antes de que se cumpla el año de vigencia del servicio que prestan a través de la tarjeta de crédito.

- Modificaciones en el monto de la comisión de membresía anual o de las condiciones de su exoneración, antes de que se cumpla un año de su vigencia.

- Tratamiento diferenciado, respecto del cobro de intereses, entre operaciones revolventes y operaciones a una sola cuota, cuando son pagadas dentro de la fecha de vencimiento del estado de cuenta del periodo.

- Poner limitaciones o restricciones para migrar a otra tarjeta de crédito, inclusive a aquella tarjeta sin comisión de membresía.

- Cobrar más de un cargo por incumplimiento de pago de la tarjeta. Algunos bancos cobraban una tasa moratoria  más una comisión por pago tardío.

- Tener intereses diferenciados en el sistema de cuotas y revolvente

- Condicionar la contratación de un producto a otro segundo producto, por ejemplo: Obligar al usuario a adquirir un seguro para poder acceder a un préstamo.

Pero, en caso el usuario identifique que el banco está aplicando una de estas malas prácticas, ¿puede reclamar?

El experto en finanzas y docente de Pacífico Business School, Jorge Carrillo Acosta, indica que en primera instancia el cliente debe hacer el reclamo en el mismo banco pidiendo el libro de reclamaciones.

Si a los 30 días la entidad financiera no da una respuesta o al cliente no se satisface la resolución, entonces puede acudir a la SBS a realizar su reclamo.

El usuario podría acudir a Indecopi si no está de acuerdo con lo determinado por la SBS.

Tarjetas sin membresía, ¿nos convienen?

Respecto a las tarjetas sin cobro de membresía, se establece que todas las entidades financieras deberán tener por lo menos una e informar a los clientes para que tengan la opción de elegir.

Pero, ¿sería realmente conveniente adquirir una de esas tarjetas?

“Si uno quiere migrar a estas tarjetas que no van a tener cobro de membresía anual lo más probable es que no tengan ningún tipo de beneficio, solo pueda usar la tarjeta como medio de pago...Las personas que van a optar por el nuevo producto financiero tienen que averiguar exactamente cuáles son las tasas de interés dentro de estas tarjetas que no les cobraría membresía”, detalla el especialista en finanzas personales, Walter Eyzaguirre.

¿Qué implica el cobro de una membresía?

"La membresía que cobran los bancos de alguna forma responde a los gastos operativos y a más servicios por ejemplo: compras sin intereses, canjes, millas, acceso a salas vip, etc. hay membresías incluso de hasta mil dólares anuales, pero usualmente va del 100, 200 u 800 en función a como avanza ese tipo de costos adicionales a las compras", explica la economista Silvana Huanqui.

En algunos bancos se establece que al realizar un consumo mínimo ya no se paga la membresía. Por ello, Eyzaguirre indica que depende del uso que se le de a la tarjeta, pues a veces conviene más optar por el pago de una membresía a tener una tasa de interés más alta.