La tarjeta de crédito puede ser un importante salvavidas en situaciones de emergencia, pero también puede convertirse en un problema permanente para nuestras finanzas si no la usamos con responsabilidad, sobre todo, en una coyuntura de crisis como la actual.  

Pero ¿cómo han empleado los peruanos el dinero plástico en medio del estado de emergencia? El consumo con tarjeta de crédito se ha desacelerado en los últimos meses del nuevo coronavirus. En abril su uso apenas creció 2.6% frente al mismo mes del año anterior, cuando antes de la pandemia crecía a doble dígito, según cifras del Banco Central de Reserva (Ver cuadro).

Pese a su menor uso en los meses de marzo y abril, la tasa de morosidad en tarjetas de crédito, es decir, de personas que han dejado de pagar su deuda, aumentó al pasar de 5.47% en diciembre del 2019 a 6.32% en abril de este año.  

El profesor de la Pacífico Business School, Jorge Carrillo Acosta, explica que este menor uso del dinero plástico e incremento de la morosidad obedece a la actual coyuntura en la que millones de peruanos han perdido su empleo y muchos otros han visto un recorte en sus ingresos.

“Saben que el futuro es incierto, las expectativas de la gente no son las mejores. Hay mucha gente que han reducido sus ingresos y están ajustando la billetera, están controlando su gasto de tarjeta”, comentó Carrillo en los Viernes Económicos de RPP Noticias.

En el Perú hay más de 8.1 millones tarjetas de crédito en circulación para 3 millones de usuarios, es decir, en promedio cada cliente del sistema financiero tiene son 2.7 tarjetas.

Y, precisamente, Jorge Carrillo, nos da una serie de recomendaciones para enfrentar el endeudamiento en los siguientes meses y comenta las diferentes alternativas que ofrecen las entidades del sistema financiero para evitar convertirnos en un cliente moroso (Ver video).

Más de 3 millones de personas cuentas con una o más tarjetas de crédito.
Más de 3 millones de personas cuentas con una o más tarjetas de crédito. | Fuente: Andina