La informalidad laboral, la reforma del sistema del pensiones son algunos de los puntos. | Fuente: Andina

El Gobierno del presidente Martín Vizcarra cuenta con poco más de dos años hasta el 2021 para implementar las reformas estructurales que requiere el país, para lograr un crecimiento sostenible en el mediano y largo plazo; y será el nuevo presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, él encargado de hacerlas realidad.

En su nuevo papel como cabeza del gabinete, Salvador del Solar tendrá que enfrentar una serie de retos en los próximos meses. Aquí presentamos solo cinco de esas tareas urgentes en materia económica que deberá resolver de la mano con los ministros correspondientes.  

Reducir la informalidad laboral. En el Perú siete de cada 10 trabajadores son informales y no cuentan con ningún derecho laboral, ni protección ante el desempleo, la salud o la vejez. El nuevo presidente del Consejo de Ministros serán el encargado de explicar, socializar e implementar la prometida reforma laboral en la que trabaja este Gobierno. Sin embargo, esta aún no ha llegado a los consensos mínimos.

Reformar el sistema de pensiones. El sistema de previsional no solo ha tenido una serie de problemas desde el lado público (ONP), sino también desde el lado privado (AFP), donde se critica las elevadas comisiones que se cobran. El problema es que de los 6.6 millones de afiliados a este sistema, solo 2.8 millones cotiza de manera activa. La reforma de un sistema de pensiones eficiente tendría que buscar ampliar el nivel de cobertura a esos millones de trabajadores que en este momento no tienen ningún tipo de protección para la vejez.

Acelerar la reconstrucción del Norte. La reconstrucción con cambios para el norte del país ha presentado serios retrasos desde que el Niño Costero golpeó a esta parte del país en febrero del 2017. La excesiva burocracia y la corrupción en los diferentes niveles de Gobierno han frenado los trabajos y la capacidad de ejecutar los S/25,600 millones de presupuesto. Salvador del Solar tendrá que trabajar de la mano con la entidad encargada de este proceso, pero también con los nuevos alcaldes y Gobernadores regionales de las zonas afectadas.  

Reformular la gestión del servicio de agua potable. La rotura de tuberías en San Juan de Lurigancho puso en evidencia las carencias en el servicio de agua potable no solo en Lima, sino en todo el país. De las 50 empresas prestadoras de servicios (EPS) que operan a nivel nacional, al menos 47 necesitan apoyo del Estado en su reorganización. En este punto, el nuevo premier se enfrentará no solo a la gestión ineficiente de parte de las Municipalidad que las administran, sino también al debate si es necesario o no el ingreso de capital privado en estas empresas públicas.

Empujar los megaproyectos. La gran obsesión del Gobierno del expresidente, Pedro Pablo Kuczynski, era destrabar los megaproyectos, sin embargo, poco es lo que se logró. Ahora, Salvador del Solar tendrá el reto de empujar obras clave como la Línea 2 del Metro, de US$5,500 millones, la Ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez, de US$1,500 millones o la construcción del Aeropuerto de Chinchero en Cusco de US$600 millones.

¿Qué opinas?