S&P mejora perspectiva sobre calificación soberana de Perú

Pasa de ´estable a positiva´. Advierte que Perú depende de la exportación de minerales para contrarrestar crisis mundial. Mayoría de grandes proyectos en minería deben concretarse, señala.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor"s pasó de "estable" a "positiva" la perspectiva para Perú, reafirmando el grado BBB/A-2 para los bonos en moneda extranjera y el grado BBB+/A-2 para los bonos en soles.

"La perspectiva positiva refleja el prospecto de una elevación en la calificación soberana durante los próximos dos años, siempre que la mayoría de los anuncios sobre grandes inversiones se concrete, apuntalando las expectativas de crecimiento y mayores volúmenes de exportación, los que mitigarían la posible caída en los precios de los metales", señala S&P en un comunicado emitido desde Nueva York.

Sin embargo, advierte que la perspectiva podría regresar a "estable" si los riesgos políticos que surgen de la gran economía informal, la extensión de la pobreza y la desigualdad dce los ingresos, afectan el clima de inversones o derivan en la adopción de políticas populistas.

Según Richard Francis, analista a cargo del informe, S&P tiene la expectativa de que la fuerte inversión siga sosteniendo el crecimiento en los próximos años, fortaleciendo gradualmente los pilares macroeconómicos que dan respaldo a la calificación de Perú.

Aunque la agencia señala que el deterioro de la economía mundial puede ralentizar el crecimiento de la economía peruana, desde un promedio mayor al 7% en los últimos cinco años a 5,5% en los próximos tres; afirma que la inversión continuará impulsando el volúmen de las exportaciones, lo que puede proteger al país de la volatilidad en los precios de los commodities.

S&P afirma que a pesar de la suspensión del proyecto minero Conga, muchos otros proyectos mineros siguen adelante. "De hecho -señala el comunicado - si la mayoría de los anuncios de inversión minera en proyectos de cobre se cumplen, el volumen de las exportaciones de cobre se triplicará para el 2016".

Además, señala que aunque la mitad de la inversión actualmente prevista se concentra en el sector minero, hay otros grandes proyectos en áreas como infraestructura, petróleo y gas, y electricidad. Estas inversiones apuntan a sostener la diversificación de la economía peruana y el crecimiento del empleo.

S&P también tiene la expectativa de que el sólido manejo fiscal y monetario que ha tenido Perú en los últimos años, se mantenga bajo la administración de Ollanta Humala, la cual, si bien tiene como objetivo una mayor gasto para la inclusión social, también ha señalado su decisión de implementar los cambios gradualmente y bajo un manejo fiscal prudente.