Super Bowl 2021
El Super Bowl es uno de los pocos eventos deportivos que año tras año rompe récords históricos de rating, congregando a más de 100 millones de espectadores. | Fuente: EFE

Este domingo 07 de enero se celebró el Super Bowl 2021, que enfrentó a los Kansas City Chiefs y los Tampa Bay Buccaneers.

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 supuso cambios en la edición número 55 del evento, convirtiéndola en una sombra económica de lo que normalmente fue.

Antes de la pandemia el Super Bowl LV generaba un impacto económico de cerca de US$ 572 millones. Pero, este año el Instituto de Pronósticos Económicos de la Universidad de Florida Central, estimó que la cifra que no llegará ni a la mitad de eso.

Mercado de anuncios

Pese a que el Super Bowl es el espacio publicitario más valioso de la televisión estadounidense, con más de 100 millones de espectadores, el mercado de anuncios ha cambiado.

El año pasado FOX, que tuvo los derechos para la transmisión, recaudó alrededor de US$ 600 millones en publicidad, de los cuales US$ 435 millones fueron los anuncios emitidos durante el partido.

En el 2020 se cobró US$ 5.6 millones por un espacio de 30 segundos. Para este 2021 la CBS, que tuvo los derechos este año, cobraron cerca de US$ 5.5 millones. Mientras, los espacios publicitarios en los canales digitales se vendieron en alrededor de US$ 300.000

Grandes marcas optaron por no gastar en publicidad en el evento de este año: Budweiser, que deja de anunciar por primera vez en 40 años; Pepsi, que solo destinó recursos para el show de medio tiempo; y Coca-Cola, que gastó cerca de US$ 10 millones en comerciales del evento deportivo en el 2020.

Pese a esto, se estima que se recaudó cerca de US$ 679 millones en ingresos publicitarios. Esto debido a que se presentaron los dos comerciales más caros en la historia del Super Bowl: el de Amazon, y el de Google, con valor de US$ 16.8 millones cada uno por una duración de 90 segundos.

Apuestas

El sector de apuestas deportivas sería uno de loa más afectados, recaudando un 37% menos que en el Super Bowl del 2020.

La American Gaming Association (AGA) advirtió que las apuestas sumarán US$ 4.300 millones, cuando el año pasado fueron de US$ 6,800 millones.

“Las mayores caídas en apuestas en línea y apuestas informales que se realizan en ambientes sociales”, indicó la organización.

Entradas

Además, en el estadio Raymond James de Tampa tienen capacidad para 65,000 personas, pero solo se permitirá el ingreso de 22,000 personas como parte de los protocolos de seguridad por la COVID-19, siendo la asistencia más baja en la historia del Super Bowl. 

De la cantidad de personas que podían ingresar, solo 14,500 fueron aficionados que pagaron entre US$ 5,138 y US$ 40,000 por su entrada.

En total, la suma de ingresos por publicidad televisiva, apuestas y taquillas da un total aproximado de US$ 5,053.5 millones para el Super Bowl LV.