Según Sunass las mejoras en indicadores de Sedapal justifican el incremento en las tarifas. | Fuente: ANDINA

Las tarifas de agua potable y alcantarillado en Lima y Callao subirán durante el verano del próximo año, luego que la entidad reguladora Sunass autorizase a Sedapal la aplicación del incremento.

Alza pactada

Sunass autorizó a aplicar a Sedapal un aumento de 2.3% para el servicio de suministro de agua potable, y de 5.6% para el servicio de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Precisó que la suma de los ajustes en ambos servicios significará un incremento aproximado de 3.3%.

El presidente de Sunass, Ivan Lucich, explicó que no sería un ajuste importante pues para una familia que en promedio pagaba entre S/ 20 a S/ 30 de consumo mensual, el alza será de entre S/ 0.70 a S/ 1.00 adicionales.

El jefe de la Sunass, ente encargado de regular estos precios al usuario final, expresó que esta variación se hará bajo el nuevo marco de focalización de la tarifa por niveles de pobreza vigente desde el 2017, y que busca no afectar a los consumidores de niveles socioeconómicos más bajos.

Fundamentos del aumento

Lucich explicó al diario Gestión que Sunass autorizó el ajuste, porque en las metas de gestión del 2015-2020 de Sedapal, existe un indicador referido a la ejecución de inversión y agenciamiento de recursos para cerrar la brecha de infraestructura para el servicio de saneamiento.

"Sedapal ha registrado mejoras en la reducción de pérdida de agua, llegando a un nivel en que ya se puede comparar con la empresa Aguas Andinas, de Chile, mejoró en el tratamiento de aguas residuales, y aumentó dos puntos en sus niveles de cobertura del servicio", sostuvo.

¿Qué opinas?