La Bolsa de Nueva York cerró con un alza del 0,72% en el Dow Jones de Industriales, con un sólido avance en las entidades financieras y a pesar de la merma en la confianza de los consumidores y la baja en el precio de la vivienda en Estados Unidos.

Ese índice, que agrupa a algunas de las mayores empresas estadounidenses, añadió 58,70 puntos, hasta las 8.174,73 unidades.

El mercado Nasdaq avanzó el 1,04% (15,44 unidades) hasta los 1.504,90 puntos y el selectivo S&P 500 ganó el 1,09% (9,14 puntos), y quedó en 845,71 unidades.

Las principales entidades financieras en Estados Unidos lideraron la subida en el Dow Jones y American Express, con una revalorización del 9,74% en sus acciones, fue la que registró mayor ascenso entre las 30 empresas de ese índice.

Esa entidad dio a conocer el lunes, después del cierre del mercado, que ganó 2.631 millones de dólares (2,82 dólares por acción) en 2008, un 34% menos que el año anterior, y su beneficio bajo el 79% en el último trimestre respecto de 2007.

No obstante aseguró que había cumplido sus objetivos a corto plazo de mantener la liquidez y la rentabilidad, además de invertir de forma selectiva para reforzar su competitividad.

Los inversores siguen pendientes también de la aprobación por el Congreso de un plan que el presidente Barack Obama considera urgente para reavivar la economía y el empleo, pero que suscita reticencias entre las filas republicanas.

Obama se mostró hoy optimista sobre la aprobación del plan después de reunirse con republicanos en la Cámara de Representantes, aunque reconoció que no va a recibir un apoyo pleno.

Los bonos de la deuda pública a diez años subían de precio y su rentabilidad se situaba en el 2,53%.

-EFE