La inflación argentina es una de las más grandes de América Latina. | Fuente: Foto: AFP

El Banco Central de Argentina decidió intervenir desde este lunes de lleno en el mercado de divisas para defender el peso y contener una corrida cambiaria con el aval del FMI a seis meses de las presidenciales de octubre.

A partir de ahora el banco podrá vender hasta 250 millones de dólares diarios para saciar la demanda del mercado aún cuando el tipo de cambio se ubique por debajo de 51,54 pesos por dólar, que es el techo de una banda de no intervención cuyo piso es de 39,75 y que estaba pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Luego de una volátil semana en la que el peso perdió 8,16% ante el dólar, el anuncio recibió el inmediato apoyo FMI que el año pasado otorgó a Argentina una línea de crédito de 56.000 millones de dólares condicionada a la corrección de sus políticas. "Apoyamos estas medidas, que están adecuadamente calibradas para los desafíos que enfrenta la Argentina", dijo el FMI.

La medida fue bien recibida en el mercado cambiario que abrió con la cotización del peso en alza a 46,50 y cerró en 45,60 pesos frente a los 46,80 pesos del cierre del viernes. Para contener la volatilidad de la semana pasada el Banco Central llevó la tasa de interés de referencia a 72%. Las reservas internacionales terminaron el viernes en 71.898 millones de dólares.

Se trata de la segunda medida heterodoxa tomada en las semanas recientes por el presidente Mauricio Macri, que ya había anunciado un congelamiento en precios de productos básicos y de tarifas de servicios públicos, en un intento por aliviar el ritmo inflacionario.

"Dado el aumento de la volatilidad cambiaria (...) el Banco Central debe reforzar el sesgo contractivo de la política monetaria interviniendo en el mercado cambiario para reducir más agresivamente la cantidad de pesos", informó la entidad.

Una manifestación en Argentina contra la política económica de Mauricio Macri. | Fuente: Foto: AFP

"Anclar expectativas"

El economista Matías Carugati dijo a la AFP que "en medio de la emergencia es una medida acertada que puede funcionar, y digo 'puede' porque no hay certezas". 

En su opinión en Banco Central "va a dejar que el tipo de cambio se mueva lo más libremente posible, pero tratando de reducir la volatilidad".

"Todos los analistas entienden que el tipo de cambio tiende a subir para acompañar la inflación, el problema es cuando la suba se da a los saltos. Esta medida trata de anclar las expectativas", explicó.

Según la nueva disposición, si el tipo de cambio se ubica por encima de 51,44 pesos "el Banco Central incrementará de USD 150 a USD 250 millones el monto de la venta diaria estipulada hasta ahora", indicó el organismo.

Sin embargo, estas intervenciones también se podrán realizar cuando la cotización se ubique dentro de la banda de fluctuación cambiaria bajo determinadas circunstancias.

"Argentina está enfrentando una situación desafiante en los mercados financieros", dijo en un comunicado el primer subdirector gerente del FMI, David Lipton.

En el comunicado el alto funcionario indicó también que "los directores ejecutivos expresaron su apoyo al marco que sustenta el Acuerdo Stand-By y la implementación de esas políticas por parte del gobierno".

Inflación vs votos

El gobierno de Mauricio Macri considera que la depreciación del peso es el factor inflacionario principal.

En marzo Argentina registró una inflación de 4,7% y acumuló 11,8% en el primer trimestre. El índice interanual fue de 54,7%.
La crisis económica y el aumento de precios están entre las mayores preocupaciones de los argentinos, que irán a las urnas en octubre para elegir presidente.

Aunque aún no se han formalizado las candidaturas, Macri ha perdido favorabilidad en las encuestas a la vez que asciende la de su antecesora Cristina Kirchner, del peronismo de centroizquierda.

"La debilidad de la economía podría afectar aún más los índices de aprobación del presidente Macri y aumentar las posibilidades de su predecesora, la populista Cristina Fernández de Kirchner", apuntó la firma Capital Economics.

Al destacar el carácter "anti FMI" de Kirchner, Capital Economics consideró que su avance en la intención de voto impactará aún más en la economía, con riesgo de mayor debilitamiento.

Numerosos sindicatos convocaron para el martes a una huelga con movilización a la Plaza de Mayo en rechazo de la política económica del gobierno de Macri.

AFP

¿Qué opinas?