Una fábrica en China, actualmente la segunda economías más grande del mundo. | Fuente: Foto: AFP

El producto interior bruto (PIB) de China subió un 6,5 % en el tercer trimestre de 2018, en línea con el objetivo de crecimiento marcado por el Gobierno para este año, anunció la Oficina Nacional de Estadísticas.

El crecimiento, el más débil desde el primer trimestre de 2009, se ralentizó con respecto al del 6,7 % registrado en el segundo trimestre de este año, algo previsto por los analistas, que sin embargo pronosticaban que la desaceleración fuera algo menor, de un 6,6 % para este periodo.

Durante los tres primeros trimestres de 2018, el PIB de China acumuló un crecimiento del 6,7 % respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar 65,09 billones de yuanes (alrededor de 9,38 billones de dólares), con subidas del 3,4 % interanual en el sector primario, del 5,8 % en el secundario o industrial y del 6,5 % en el sector terciario o servicios.

Otro dato destacado es la producción industrial, que aumentó un 6,4 por ciento interanual en los tres primeros trimestres de 2018, un crecimiento un 0,3 % menor que el registrado en la primera mitad del año.

Otros datos económicos

La ONE también divulgó otros indicadores económicos, como las ventas minoristas, que subieron un 9,3 % interanual en los tres primeros trimestres de 2018, lo que supone un ligero descenso respecto al 9,4 % de los dos primeros trimestres.

La inversión en activos fijos se incrementó entre enero y septiembre un 5,4 % interanual, por encima del 5,3 % registrado en el periodo enero-agosto. Además, la inversión en el sector inmobiliario aumentó un 9,9 % entre enero y septiembre, por debajo del 10,1 % del periodo enero-agosto.

Los datos de hoy se dan a conocer después de que el martes la ONE revelara que en septiembre el índice de precios al consumo creció un 2,5 por ciento interanual, y que la semana pasada se publicase que el comercio exterior de China creció un 9,9 % interanual en los tres primeros trimestres del año.

EFE

¿Qué opinas?