Eddie Redmayne y J.K. Rowling
Eddie Redmayne lamentó los comentarios que hizo recientemente J.K. Rowling y la llevaron a ser acusada de transfóbica. | Fuente: Composición

Eddie Redmayne decidió tomar una posición frente a los recientes comentarios de J.K. Rowling que la llevaron a ser acusada de transfobia en redes sociales. En un comunicado enviado a la revista Variety, el actor de “Animales fantásticos y dónde encontrarlos” se ubicó en la orilla opuesta a la autora.

Tal y como hizo Daniel Radcliffe, Redmayne se unió a la defensa de las personas trans y afirmó en su mensaje: “El respeto por las personas transgénero sigue siendo un imperativo cultural y, a lo largo de los años, he estado tratando de educarme constantemente”.

En esa línea, el actor británico lamentó las declaraciones de la escritora. “Como alguien que ha trabajado tanto con J.K. Rowling como con miembros de la comunidad trans, quería dejar absolutamente claro dónde estoy parado. No estoy de acuerdo con los comentarios de Jo”.

Eddie Redmayne protagonizo “The Danish Girl” (2015), una película basada en la vida de Lili Elbe, el primer hombre que se realizó una operación de cambio de sexo. Él dejó en claro que “las mujeres trans son mujeres, los hombres trans son hombres y las identidades no binarias son válidas”.

¿QUÉ DIJO J.K. ROWLING?

Todo empezó con un mensaje por Twitter. J.K. Rowling compartió un enlace a un artículo titulado "Opinión: Creando un mundo post-COVID-19 más igualitario para la gente que menstrúa" e ironizó con que "esa gente que menstrúa" "solía tener un nombre", en alusión a la mujer.

Con este tuit, la ola de críticas en redes sociales la acusaron de transfobia y de ser una "feminista radical que excluye a los trans" (TERF, en inglés). 

La autora de "Harry Potterdijo que respeta "el derecho de toda persona trans a vivir de cualquier manera que sienta como auténtica y cómoda"; pero al mismo tiempo reivindicó que su propia vida ha estado marcada "por el hecho de ser mujer", con todas las consecuencias que ello implica y que, a su parecer, difieren de las experiencias de otros colectivos.

"La idea de que las mujeres como yo -que hemos sido empáticas con la gente trans durante décadas, sintiendo afinidad porque son vulnerables de la misma manera que las mujeres, es decir, a la violencia masculina- 'odian' a las personas trans porque pensamos que el sexo es real y tiene consecuencias vitales, es una tontería", afirmó J.K. Rowling.

"Si el sexo no es real, no hay atracción hacia el mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad vivida de las mujeres a nivel global se borra. Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de hablar de sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad", escribió.