Durante la boda de Natalie Vértiz y Yaco Eskenazi el pequeño Liam Eskenazi se robó las miradas con sus ocurrencias.

El pequeño de un año acompañó a su madre en la alfombra y siempre estuvo con una enorme sonrisa que cautivó a los televidentes.

En las redes sociales los seguidores de la pareja se rindieron ante el pequeño que también se animó a bailar en la pista de baile con sus padres.