Juliana Oxenford muestra el cuarto de su bebé.
Juliana Oxenford muestra el cuarto de su bebé. | Fuente: Instagram

La periodista Juliana Oxenford está a poco de convertirse en madre por segunda vez y se animó a compartir con sus seguidores de Instagram el cuarto de su bebé.

La presentadora de televisión dejó en claro que ella misma eligió cada detalle y no necesitó de una decoradora profesional ni de canjes.

"A raíz de que me convertí en mamá, descubrí cuanto me gustaba decorar. Durante tres meses me encargué de preparar el cuarto de María colocando como protagonista a un árbol de madera que coloque en la pared principal". contó.

"Siete años después, tocó construir el espacio donde recibiría a Mateo y - luego de sacar algunas referencias, buscar por aquí y allá lo que se me iba ocurriendo - finalmente lo terminé. Habitación lista, sin ayuda de decoradora, sin canjes y mamá feliz con los resultados", recalcó.

BABY SHOWER EN PANDEMIA

En tiempos de pandemia, Juliana Oxenford comunicó la pronta llegada de su segundo hijo, y realizó un el baby shower en formato virtual para celebrarlo con sus amigos cercanos. En ese sentido, mostró cómo fue el evento al cual muchos de ellos le hicieron llegar regalos para Mateo, el nuevo integrante de la familia.

Luciendo un vestido negro con detalles en dorado, y junto a su hija María, la presentadora de “Al estilo Juliana” dedicó unas tiernas palabras a todos los que fueron parte de esta inusual reunión por la llegada de su nuevo bebé.

“Gracias a la vida por los seres humanos maravillosos que ha ido poniendo en mi camino y que hoy se juntaron para celebrar- de esta única manera que se puede que es a través de una computadora- la próxima llegada de Mateo. Los quiero con todo mi corazón”, expresó Oxenford en agradecimiento.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

En este episodio, la novela elegida es “La regenta”, la obra más importante de la literatura española del siglo XIX y la segunda en importancia tras "El Quijote". La novela ataca el fanatismo religioso, la hipocresía de la sociedad de las apariencias y los tabúes.