Sheyla Rojas
Sheyla Rojas contó la verdad detrás de todas las operaciones que se ha hecho. | Fuente: Captura de pantalla

Después de los rumores y supuestos "análisis" sobre sus operaciones estéticas, Sheyla Rojas salió al frente para contar la verdad. A sus 32 años, la presentadora habló sin tapujos sobre los trabajos realizados y aseguró que se sometió a más de 10 cirugías.

Las confesiones las realizó en el programa “América hoy” a partir de una serie de preguntas que le hicieron Ethel Pozo, Renzo Schuller y Natalia Salas. En el espacio, reveló que su primera intervención fue el aumento de mamas: “La primera operación fue a las 'bubis'. Hice deporte toda mi vida. Tenía piernas pero era plana, no estaba contenta, quería más", señaló.

Con respecto a su busto, ingresó más de una vez al quirófano: “eso ya se sabe, me operé antes de tener a mi hijo, cuando di a luz cambió la cosa. Me cambié los implantes que tenía [...] y ahora me las agrandé un poquito".

Sheyla Rojas también contó que se hizo un trabajo en el mentón para que se viera más largo y así tener una mejor imagen, aunque aclaró que esto no califica como cirugía.

Además se aumentó los labios: “son detallitos, cositas de nada, que sin excederte te cambian la cara”.

Se especuló que Sheyla Rojas se había quitado la costilla para reducir su cintura, sin embargo, negó estos rumores. “No lo he hecho, me reduje la cintura pero no quitándome las costillas como se dijo”.

También recalcó que no se hizo nada en los ojos: “no me he operado los ojos, me he puesto pestañas y esas cosas pero nunca me operé los ojos”. No obstante, aseguró que sí se ha hecho retoques en la cara como tratamiento estético:

“Cuando estuve en Los Ángeles, pude ver todas las intervenciones: te ponen como unos hilitos en la cara y lo van tensando para evitar las arrugas”, dijo la conductora.

Otra cirugía fue someterse a una intervención para marcar sus abdominales: "no me arrepiento, me cuido y me mantengo”, recalcó. Además, Sheyla Rojas explicó que no se puso prótesis en los glúteos, pero sí se sometió a otro tipo de tratamiento.

Una de las últimas operaciones que se realizó fue el levantamiento de encías. Finalmente, se operó la nariz para hacerla más perfilada. Fue uno de sus primeros trabajos, pero lo volvió a hacer porque no le gustó el resultado. “La primera operación que me hice no me gustó como me quedó, era muy aplanada y aplastada, así que lo operaron para levantarlo y hacerlo más perfilada”, aseguró.