Yo Soy
Oriana Montero, imitadora de Mon Laferte, es consagrada en "Yo Soy: Grandes Batallas". | Fuente: Instagram

Una de las sillas de consagrados la tiene Oriana Montero, imitadora de Mon Laferte en “Yo Soy: Grandes Batallas”; sin embargo, debido a que hasta el momento ningún retador ha podido quitarle su puesto, ha recibido una serie de comentarios negativos en sus redes sociales por el supuesto favoritismo del jurado.

A pesar de leer y escuchar todo que se dice, la cantante rompió su silencio y aseguró que no hace caso a este tipo de mensajes malintencionados, al contrario, reveló solo estar enfocada en hacerlo mejor en cada presentación.

Antes de salir a defender su silla en la última edición de “Yo Soy”, Oriana se refirió a los ‘haters’ que tiene en las redes sociales:

“La verdad yo ni los tomo. No tomo esos comentarios porque la verdad es que yo estoy tratando de hacer lo mejor posible porque me encanta este escenario, me encanta lo que hago, me encanta la música, me encanta Mon Laferte e imitarla”, señaló la imitadora.

“Yo presto atención a la gente que me dice mensajes positivos, que me motivan y que me aconsejan. Al final, la gente puede decir una cosa y otra. Entonces, yo decidí que eso no me iba a afectar y que iba a tomar todos esos comentarios para hacerme más fuerte en la competencia”, añadió.

Oriana Montero destacó que no se amilana antes las críticas ya que la misma Mon Laferte destacó su puesta en escena:

“El hecho de que Mon Laferte me mencione, que diga que me ama, creo que (con eso) se me olvida todo lo demás. No me importa si dicen, si no dicen, porque a mí esos comentarios no me paran, más bien me motivan para demostrar de qué estoy hecha en el escenario”, precisó.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

“El fantasma de la ópera” (1910) es la más célebre de sus novelas, una historia de amor sutil y refinada que bordea el terror, sin caer en la truculencia o irrealidad. Todo un clásico que ha visto multitud de versiones en cine, teatro y musicales.

Sepa más: