Gracias a:

Alianza Lima tras enfrentar a Millonarios: todavía falta química [COLUMNA]

La Noche Blanquiazul dejó rendimientos individuales altos en un plantel rico en variedad. Sin embargo, costó en el funcionamiento de la línea de cinco.

Alianza Lima cayó 2-1 ante Millonarios en la Noche Blanquiazul | Fuente: ANDINA

Salir de la pretemporada y ponerte a prueba ante un rival tan exigente como Millonarios iba a dejar cosas por corregir y esa fue la intención de Alianza Lima. Si había que ser desnudado, era el momento. Más allá que se trata de ‘La Noche Blanquiazul’.

No fue sólido

Le costó mucho al equipo lograr movimientos sincronizados en la línea de tres planteada por Bengoechea. En eso, tiene que ver primero que defender con ese sistema requiere de mucho trabajo. Una descoordinación entre ambos laterales, entre quien sube y quien se queda, te deja expuesto por las bandas y más aun teniendo al frente a un equipo que en tres toques pasa de defensa a ataque.

Lo segundo es que tienes que contar con interpretes adecuados para ejecutarlo. Un líbero rápido y dos ‘stoppers’ intuitivos para realizar la cobertura. Además, los carrileros deben ser equilibrados entre lo que se defiende y ataca. En este último punto tuvo muchos problemas Alianza Lima. Oslimg Mora y Alexi Gómez son extremos, no se sienten cómodos teniendo responsabilidades de marcar y eso los limita al momento de trepar. Por eso, ninguno ganó constantemente la línea de fondo.

 

Vista panorámica del estadio de Matute | Fuente: ANDIN

 Conexión que ilusiona

A pesar de la imprecisión de Arroé (que es algo atípico en él), ofensivamente lo de Alianza fue positivo. Cuando se buscaron Deza y Balboa como en primer gol, el ataque progresó. Otro punto alto, es la capacidad para romper líneas y llegar a posición de ‘9’ de Carlos Ascues. Esta vez no tuvo chances de anotar, pero si dejó mano a mano a Balboa cuando el partido estaba empatado. El uruguayo físicamente dejó buenas sensaciones a nivel internacional.

Alianza Lima cayó en su presentación, pero tiene tiempo para replantear e ir corrigiendo en el camino. Quedó expuesto ante un rival de jerarquía, pero tiene un plantel amplio y con distintos recursos que le van a permitir agotar los esfuerzos para sostener el esquema que quiere su técnico o cambiar.

¿Qué opinas?