Europa League
Jorge Molina falló un penal en favor de Getafe ante Inter de Milán por la Europa League. | Fuente: EFE

Este miércoles Inter de Milán venció por 2-0 a Getafe con goles de Romelu Lukaku y Christian Eriksen, sellando así su pase a los cuartos de final de la Europa League. Sin embargo, el conjunto madrileño tuvo la chance de revertir la historia con un penal en favor que pudo significar el empate de 1-1. 

Corría el minuto 75' cuando, tras una mano en el área chica por parte de Timor, el árbitro determinó la máxima sanción en favor de Getafe y se alistó el delantero Jorge Molina para ejectuar desde los doce pasos.

Una vez colocado frente al arco de Samir Handanovic, el delantero español le pegó desviada y la pelota se fue por fuera del palo derecho del arquero rival. Al ver su error, el jugador no tuvo más reacción que tomarse la cara y lamentarse. 

Minutos después, el conjunto dirigido por Antonio Conte agrandaría la diferencia tras el tanto de Eriksen en el 83' y sentenciando la victoria de 2-0. Con este resultado, Inter de Milán calificó a los cuartos de final de la Europa League.