Un miembro de la barra brava del Colo Colo murió y otro resultó grave tras ser emboscados en la madrugada de este lunes por desconocidos que los atacaron con armas de fuego mientras circulaban en automóvil en un sector de Santiago, informaron fuentes policiales.

Según las primeras indagaciones del incidente, el ataque se enmarca en una lucha entre facciones rivales de la "Garra Blanca", como se llama la barra brava del Colo Colo y ocurre pocos días después de la entrada en vigor de una nueva ley contra la violencia en los estadios.

El incidente ocurrió en el municipio santiaguino de Macul, en el que está situado el estadio Monumental, del Colo Colo y el fallecido fue identificado por la policía como Claudio Andrés Lincaqueo, alias "El Escombro", que operaba como coordinador del colectivo de barristas.

El automóvil en que se desplazaban Lincaqueo y otros dos miembros de la barra fue encerrado por otro vehículo, cuyos ocupantes abrieron fuego contra ellos.

Lincaqueo, según las fuentes, recibió tres impactos de bala, mientras uno de sus acompañantes, Pablo Rigo, alias "El Fido", fue ingresado en estado grave en un hospital.

"El Fido" ha sido señalado como el actual cabecilla de la barra colocolina, tras el alejamiento de un líder histórico: Francisco Muñoz, alias "Pancho Malo", hace algunos meses.

Un tercer ocupante del vehículo atacado, cuya identidad no ha sido desvelada, logró escapar ileso, según fuentes de la "Garra Blanca".

La nueva ley chilena contra la violencia en los estadios aumentó drásticamente las penas por actos de vandalismo y otorgó a los clubes la responsabilidad total en la organización de los espectáculos, incluida la seguridad.

Uno de los principales objetivos de la normativa es la erradicación de las llamadas "barras bravas", de las cuales la "Garra Blanca" es considerada una de las más violentas del país, junto a "Los de Abajo", de la Universidad de Chile.

EFE