Web Real Betis

La Comisión Antiviolencia española ha propuesto el cierre parcial del estadio del Real Betis, el Benito Villamarín, por los cánticos ofensivos contra la ex novia del jugador Rubén Castro que se vienen produciendo por parte de un sector de la hinchada del club, que juega en la Segunda División Española.

En una reunió de urgencia, la Comisión recogió que durante el Betis vs. Ponferradina del 8 de febrero "se entonaron cánticos que decían 'Rubén Castro, Alé, Rubén Castro Alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien', y en el Betis vs. Girona del 21 se escucharon, de parte de un grupo de espectadores denominado 'Supporters Gol Sur', el cántico 'El equipo bastardo y penoso, el equipo de las putas del Pizjuán'", en referencia al Sevilla, rival del Betis.

La Comisión acordó por unanimidad "el rechazo más absoluto a comportamientos en un estadio de fútbol, que justifican la violencia machista, que incitan a la violencia contra las mujeres y que amparan en un recinto deportivo conductas degradantes, delictivas y ajenas a los más elementales principios de convivencia".

Por primera vez en el fútbol español se propone el cierre parcial de la tribuna de un estadio. Los cánticos habrían sido dirigidos contra la expareja de Rubén Castro, delantero del Betis, acusado de cuatro delitos de maltrato y uno de amenazas.

El cierre parcial del Benito Villamarín es la sanción más grave que se propone desde que los entes recotres del fútbol español adoptaron medidas de control en los estadios de la Primera y Segunda División, tras la muerte de un seguidor del Deportivo La Coruña en un enfrentamiento entre hinchas de este equipo y del Atlético de Madrid, el 30 de noviembre pasado en Madrid. EFE