EFE

El estadio de Anfield Road fue testigo este domingo de un acto de reconciliación entre los jugadores Patrice Evra y Luis Suárez, quienes antes del duelo entre Liverpool y Manchester United (1-2)  zanjaron una riña personal que data desde octubre del año pasado.

Aquella vez, el jugador francés del United acusó al atacante uruguayo de los ‘Reds’ de proferirle insultos racistas en al menos diez ocasiones durante un partido entre sí.

Luego de ello, en febrero del presente año, ambos equipos se volvieron a enfrentar y durante el saludo Suárez se negó a darle la mano a Evra, actitud que disgustó al lateral francés.

Sin embargo, hoy parece que esa situación ya quedó en el olvido pues Evra y Suárez cumplieron con el protocolo y se dieron un apretón de manos durante el saludo oficial de ambos cuadros.

Cabe destacar que el objetivo de los dos elencos en el compromiso de hoy era dar un mensaje de unidad y paz a la sociedad inglesa e internacional.

Aprecie el video con un clic en la imagen.