Captura YouTube/ D10py

El Barcelona de España conquistó la Recopa de Europa de 1997 tras vencer (1-0)  al PSG en la final disputada en Rotterdam. 

Al final de ese partido, luego del pitazo del árbitro, Pep Guardiola, uno de los mediocampistas emblemas del cuadro catalán, buscó a un joven José Mourinho, por entonces técnico asistente de Bobby Robson, para darse un interminable y emotivo abrazo.

Años después, ambos personajes se convertirían en máximos rivales en los banquillos del Barcelona y Real Madrid. Eran otros tiempos.

Clic en la imagen para ver un video.