Ricardo Gareca
Ricardo Gareca entrenador de la Selección Argentina. | Fuente: EFE

El entrenador de la Selección Peruana, Ricardo Gareca, señaló que su presente es la bicolor, en donde tiene contrato vigente, ante una futura oferta de Boca Juniors, River Plate y la Selección de Argentina.

River y Boca son equipos a los que todo entrenador aspira. Son metas máximas, pero a veces se da y a veces no. Los tiempos de los equipos no dan con uno. No es tan sencillo. Por más que me vengan a buscar Boca y River, no me voy de Perú porque estoy con contrato. Lo mismo que la Selección ​o Vélez. Eso lo torna más difícil. Si llego a estar sin trabajo, existe una posibilidad; si estoy trabajando, es más complicado. Soy de esa característica. No sé si está bien o mal, pero así me manejé siempre”, señaló en entrevista con Clarín.

“Nunca me sentí como un villano en su momento. Por el hecho de que estaba representando a Argentina, fundamentalmente. Acá en Perú se magnificó todo. Lo que pasa es que siempre está el morbo y justo hice el gol y ahora me toca dirigir la Selección. Pero nunca lo viví de otro modo, no le di ninguna connotación especial ni lo relacioné, por más que acá se hablara mucho del tema. Era mi profesión, mi trabajo. Fue algo muy emocionante la clasificación al Mundial. En 1985 con Argentina y ahora con Perú, porque hacía mucho tiempo que no se lograba el objetivo. Iba a algún restorán y me aplaudían. Hoy me encuentro a alguien en la calle o salgo a hacer alguna compra y me lo agradecen. Es un pueblo agradecido. Por supuesto, esto es fútbol: arrancan las Eliminatorias y hay que volver a ratificar lo que se hizo”, recordó el 'Tigre' Gareca sobre su llegada al Perú en 2015.

En otro momento, Gareca destacó el nivel del futbolista peruano. “Nosotros estamos convencidos de la calidad del jugador peruano. ¿Me preguntas si me alcanza para sustentarlo? Hay algunos agregados. Había algo insertado en el aire: que el jugador peruano es débil físicamente y endeble de la cabeza, pero eso no es así. Lo que es endeble es el mensaje. Cuando uno se para frente al jugador y no tiene argumentos, tienes pocas posibilidades. Pero si tienes fundamentos, el jugador sudamericano es ganador, confiable, muy buscado por todos los continentes, que se abre camino solo. Y me baso en eso. Por ahí no es un argumento extenso, pero a mí me funciona de esa forma. ¿Si le cambie la cabeza al jugador peruano? Todos cometemos errores. Fui jugador de fútbol y no somos fáciles de manejar. Yo no era un entrenador fanático de las concentraciones y uno de los cambios que tuvimos que hacer fue que jugador que venía de Europa pasaba 10 días en un hotel. El técnico se tiene que adaptar a las circunstancias”, agregó el entrenador de 62 años.

Finalmente, Gareca dejó en claro tiene cuerda para rato en su labor como director técnico. “No, porque me siento útil. No tengo que correr a la par de los jugadores. Con un equipo de trabajo competitivo, estando bien de salud y de la cabeza, puedo dirigir a los 70”, culminó.