Perico por lenguado: 72% de platos en cebicherías de Lima no tienen el pescado ofrecido en el menú

Los platos marinos con mayor presencia de substitución de especies son el cebiche (81%), tiradito (75%) y los makis (56%), según un estudio de Oceana y Prodelphinus.

El plato bandera es usado para comercializar pescados diferentes a los ofrecidos. | Fotógrafo: A Comer Pescado

¿Comes realmente el pescado que pediste? Un estudio realizado por las organizaciones Oceana y Prodelphinus indica que un 72% platos analizados en cebicherías sustituye especies. Es decir, no se sirve al consumidor el pescado que pidió.

“La sustitución de especies es la práctica de vender una especie bajo el nombre de otra. Incluye vender varias especies bajo un mismo nombre común, suplir pescados de alta demanda por otros más baratos, ofertar especies con apelativos populares, bajo una mezcla de nombres o vender especies poco conocidas”, explica Oceana en su informe hecho en conjunto con Prodelphinus Perú.

Es así como algunos restaurantes (esta categoría de establecimiento en general acumula un 61% de esta práctica) pueden servir perico en vez de lenguado, tollo en vez de corvina o viuda en vez de mero.

Juan Carlos Riveros, directos científico de Oceana Perú. | Fuente: RPP

Esto, además de significar un desmedro al consumidor por cobrar más por especies más baratas, podría afectar tanto la salud pública como a los ecosistemas marítimos.

“Hemos encontrado peces globo, que, si bien no son tan venenosos como las especies orientales, sí pueden causar daños estomacales o problemas”, contó a Ampliación de Noticias Juan Carlos Riveros, director científico de Oceana Perú.

En algunos casos también se comercian especies amenazadas con otros nombres, dando lugar a un “lavado de pescado”. El estudio identificó cinco especies amenazadas entre las vendidas con otra denominación.

La práctica de sustitución también fue encontrada en sushi bars (47% de platos).

Los platos marinos con mayor presencia de substitución de especies son el cebiche (81%), tiradito (75%) y makis (56%). Al contrario de lo que muchos creerían, es más fácil engañar a los consumidores en el cebiche. "Pocas veces nos damos cuenta de la textura. Mucha gente come cebiche de tollo y piensa que está comiendo cebiche de corvina", explicó Riveros.

Pero no solo los restaurantes son lugares donde se encontró la sustitución. Los supermercados (19%) y terminales (50%) son establecimientos donde también se encuentra esta práctica.

¿Cómo se realizó el estudio?

Oceana y Prodelphinus analizaron platos marinos y filetes en terminales pesqueros, supermercados y restaurantes en 10 distritos de Lima usando el código de barras de ADN para identificar especies. Fueron en total 364 las muestras en 36 puntos de venta.

Sepa más:
¿Qué opinas?