Ante ello, comienzan a tomar más agua y terminan por reemplazar la leche materna por otros suplementos que no beneficiarán la salud del niño.

La producción de leche materna depende de la succión y el trabajo que haga el niño al momento de lactar, pero si no hay contacto de las terminaciones nerviosas de los labios del niño y el pezón de la madre, no se producirá leche materna. Así lo aseguró Sarah María Vega, consultora internacional en lactancia materna.

La pediatra recomendó que para evitar este tipo de problemas, las madres deben acudir al médico durante la gestación para que preparen su pezón y conozcan las adecuadas técnicas para dar de lactar sin problemas.

“Las primeras horas de lactancia (48 horas), la madre produce el calostro, el cual contiene grandes contenidos de vitaminas e inmunoglobulina, lo cual es suficiente para satisfacer al niño los primeros días de vida”, indicó Vega.

¿Qué sucede si la madre trabaja?
•    Las madres pueden extraerse su propia leche y dejar envases para que el niño se alimente sin problemas
•    Asimismo dijo que sería bueno que existan lactarios en las empresas o que las madres puedan guardar su leche en alguna botella para que luego se la de al niño en casa.

Importante:
Toda madre puede dar de lactar a su hijo. La única contraindicación es si ella está infectada con el VIH.
La lactancia materna feliz debe estar compuesta con: Amor, buen humor y paciencia.