Cuando viajemos en un bus de transporte público debemos tener ciertos cuidados, no sólo en la seguridad de nuestras pertenencias sino también prestar atención a las personas que tenemos a nuestro alrededor.

Si eres víctima de un acoso sexual, lo primero que debes hacer es no quedarte callada y comunicarselo al conductor del bus y si te encuentras lejos de él, puedes pedir ayuda a gritos.

Debido a los últimos casos, la Municipalidad Metropolitana de Lima ha dado ciertas recomendaciones si te encuentras en un caso parecido.