Morguefile-ccmackay

La doctora Sarah María Vega Sánchez, pediatra y consultora internacional en lactancia materna, nos dio algunos consejos prácticos para la alimentación complementaria de nuestro bebé.

A continuación le dejamos los más importantes, los mismos que debes tener en cuenta para que el pequeño se adapte a la comida que le damos.

1.    Recordar que la alimentación complementaria para el bebé es un proceso de aprender a comer.

2.    No hay que prohibir al niño tocar los alimentos. Los niños exploran y mejoran así su alimentación. Mientras, la madre le da de comer a un lado.

3.    La sangrecita de pollo y el hígado contienen hierro, muy importante para prevenir la anemia de los niños, que afecta entre los 6 y 9 meses y menores de  3 años. La anemia es la deficiencia de hierro, alimentos como carne de cuy, pollo y res, y las vísceras mezclados con camote suelen ser aceptados por el niño y los mantiene bien nutridos.

4.    A los seis meses, lo bebés no tienen dientes por lo que mastican con las muelas, por eso los alimentos deben estar machucados y la carne licuarla para que sea fácil comerla.

5.    El chocolate se recomienda hasta después del año por ser alergénico.

6.    “La comida entra por los ojos”. Estas deben ser coloridas.

7.    Dependiendo del peso del bebé, incluir aceite en las comidas (dosis limitadas).

8.    Es recomendable hacer un seguimiento y control mensual del peso y talla del bebé.

9.    El arroz puede incluirse entre los 7 y 8 meses del niño, cocinado como mazacote y mezclado con  puré de papas.

La especialista también señaló que a los seis meses la barriga del bebé es pequeña por lo que las preparaciones deben ser espesas. “Los padres deben pasar un tiempo probando con diferentes alimentos junto con dos amigas del alma: la paciencia y la perseverancia”, finalizó.