Difusi

“El proceso del crecimiento del niño tiene varias etapas y una de ellas es la incorporación de alimentos en su dieta o consumo regular (…) A los seis meses se completa la maduración de algunos sistemas y músculos; así como el estómago está preparado para recibir alimentos”, señaló Juan Pablo Aparco, licenciado en nutrición del  Centro Nacional de Alimentación y Nutrición – CENAN.

Es recomendable que las comidas tengan consistencia de puré o papilla evitando mucha cantidad de líquido dado que  el niño tiene estómago pequeño.

A la dieta del pequeño se debe agregar ingredientes de origen vegetal y animal. “En este periodo el niño es susceptible a sufrir anemia así que es recomendable que sus preparaciones tengan alimentos que contenga hierro como las carnes y vísceras”, sostuvo Aparca.

El pescado es un alimento que puede producir alergia por lo que el nutricionista sugiere incluirla en la comida del bebé a partir de los ocho a nueve meses de edad.
“La quinua es nutritiva y tiene proteínas especiales para el niño, esta se puede consumir a los siete meses en forma de mazamorras”, finalizó.