Escenas de calles atestadas de vendedores ambulantes con carros y bolsas donde cargan variados productos se repite desde hace dos semanas en Lima.

| Fuente: EFE

Los ambulantes salen a las calles tras casi 90 días de confinamiento obligatorio y sin todavía señales de que la propagación del nuevo coronavirus esté remitiendo.

| Fuente: EFE

La situación casi llega a la violencia cuando las fuerzas de seguridad trataron de evitar sin éxito que un gran número de ambulantes subiera a los puentes de la avenida Grau.

| Fuente: EFE

La Policía y los agentes municipales tratan de dispersar y desalojar a diario a este colectivo informal, cuya concentración constituye un riesgo muy alto de contagios de la COVID-19.

| Fuente: EFE

"No podemos permitir que se ejerza el comercio ambulatorio en zonas residenciales porque incrementa el riesgo de contagio", remarcó el jefe de la Región Policial Lima, general Jorge Luis Cayas.

| Fuente: EFE

Estos vendedores ambulantes no respeta las medidas de distanciamiento social, suelen llevar mascarillas mal colocadas y se mueven entre el Centro Histórico de Lima y La Victoria.

| Fuente: EFE

Para evitar los tumultos, la Municipalidad Metropolitana de Lima ha propuesto reubicarlos en recintos donde no se ponga en peligro de contagio a vecinos y viandantes.

| Fuente: EFE

La semana pasada también se reubicó a más de un centenar en un sector del centro comercial Las Malvinas y existe una propuesta para que también se habiliten los parques municipales.

| Fuente: EFE

De acuerdo al Ministerio de Salud, Lima sigue siendo la región con el mayor número de infectados por COVID-19 a la fecha con 125 640.

| Fuente: EFE