Paciente fue dado de alta.
Paciente fue dado de alta. | Fuente: Foto: Minsa

El hospital Cayetano Heredia del Ministerio de Salud (Minsa) dio de alta al primer paciente crítico que usó oxígeno con máscara de reservorio y luego de 23 días de lucha logró vencer al COVID-19. El tacneño Wilber L.T., de 49 años de edad, se encuentra en su casa en el distrito de San Martín de Porres.

Este humilde padre de familia, quien se gana la vida en trabajos eventuales, ingresó por emergencia con un cuadro severo de neumonía. Inmediatamente, fue llevado al área de hospitalización COVID-19 creado en el edificio de Neumología CENEX del referido nosocomio. Su grado de obesidad y otros factores de riesgo complicaban aún más su situación de salud.

"Durante su permanencia en el establecimiento de salud, los médicos y el personal asistencial, hicieron denodados esfuerzos por estabilizarlo y salvarlo de la muerte. Es así, que, tras varios días de tratamiento médico y monitoreo constante de un equipo multidisciplinario, el paciente salió del estado crítico en que se encontraba", señaló la doctora Coralith García, miembro del equipo COVID-19 del HCH.

La especialista manifestó que el paciente había desarrollado un cuadro de neumonía bilateral con síndrome de dificultad respiratoria.

"Para contrarrestar esa situación que complicaba su estado de salud, procedimos a un tratamiento con fluidos, antibióticos y oxigenoterapia. Ahora, que está en condiciones de alta, ya no necesitará un tratamiento farmacológico, solo reposo en el calor del hogar para completar su recuperación", precisó.

A su salida del recinto hospitalario, Wilber agradeció al personal de salud por las atenciones brindadas y por su sacrificada labor en la lucha frente al coronavirus. Recomendó a la población en general obedecer con el aislamiento obligatorio por el bienestar de la comunidad y de la familia.