El ministro del Ambiente, Ricardo Giesecke, consideró urgente para su gestión, contribuir a desactivar los conflictos sociales relacionados con temas del medio ambiente y señaló que una herramienta importante para lograr ese objetivo es que apruebe la ley de la consulta previa.

“Lo urgente ahora es tratar de desactivar, desde donde nos toca, la conflictividad que tiene el país en este momento”, declaró a la Agencia Andina.

La Defensoría del Pueblo informó que hasta junio último se han registrado 217 conflictos sociales, de los cuales 118 tienen relación socioambiental.

“Hay más de cien conflictos socio ambientales y, por lo pronto, debe insistirse en la ley de la consulta previa. Este es un tema que se ha tocado varias veces y que tendremos que coordinar muy finamente.”

El Congreso de la República durante el gobierno anterior dejó pendiente de debate la ley de consulta previa, pese al pedido de algunas bancadas para aprobarlo, y al incremento del número de conflictos. 

El nuevo ministro, que hoy asumió sus funciones en ese portafolio, refirió que una segunda línea de interés de su gestión estará en la revisión de la Ley Forestal y Fauna, pues muchas organizaciones de la sociedad civil consideran que no ha sido adecuadamente consultada.

Pide que ANA pase al Minam

El ministro Giesecke también dejó abierta la posibilidad de que la Autoridad Nacional del Agua, que depende del Ministerio de Agricultura, sea transferida al Ministerio del Ambiente.

“El agua es un recurso que forma parte del capital natural de este país y, por lo tanto, es de todos y debe manejarse no por un sector que lo usa, sino que debe ser administrado de la mejor manera posible para su mantenimiento, conservación y su uso adecuado por todos los sectores que lo requieren”, refirió.