Más de 70% de víctimas de acoso laboral son mujeres. | Fuente: RPP Noticias

“Se mostraba amigable, como un jefe debería ser, hasta que poco a poco comenzó a susurrarme cosas al oído. Era asqueroso, incluso me mandaba mensajes insinuantes por correo corporativo. Un día al pedirme unas hojas se acercó por detrás y me besó el cuello, luego de unos días no soporte y renuncie”. – Carla.

Según un estudio de Datum Internacional, el Perú es el segundo país en américa con más casos de acoso sexual en el último año. El 14% de los casos fueron perpetrados en el lugar de trabajo.

Y ¿a qué se le considera acoso sexual laboral?

“El acoso laboral son las aproximaciones físicas, correos o incluso de manera verbal donde se puedan plantear propuestas, ofrecimientos respecto de hechos con connotación sexista o sexual”, explica Cynthia Silva, abogada especialista en temas de género.

La abogada explica que cualquier víctima de acoso en el trabajo tiene dos vías para exigir justicia: la penal y la administrativa.

"Tenemos dos clases de sanciones, en lo penal tenemos en el acoso genérico de tres a cinco años y en el caso del acoso sexual tenemos de 4 a 7 años y que también acarrea una sanción administrativa hasta el despido", dice Silva.

La psicóloga clínica Macarena Gonzales expone las consecuencias que genera el acoso laboral en sus víctimas: "El bajo desempeño, el abandono laboral, te interrumpe tu línea de carrera se interrumpe tus posibilidades de ascender o de crecer en lo que estás haciendo y eso también genera depresión, tristeza".

Desde octubre hasta febrero de este año, el Ministerio de Trabajo ha recibido 115 denuncias a través de la línea especializada en hostigamiento sexual 1819. Inés Martens, directora de protección de derechos fundamentales del Ministerio de Trabajo , cuenta cómo se deben realizar las denuncias.

"Tiene que acudir a su empleador y puede ser de manera verbal o escrita tanto en lo público como lo privado. El empleador está obligado a tener una investigación, a dar medidas de protección a la víctima, esto es importante, y tiene que ser de manera inmediata", señala.

Además de denunciar, la víctima podría dar aviso a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y demandar un cese a la hostilidad o hasta reclamar una indemnización.