Foto: AFP (Referencial)

 

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó hoy la prórroga de una ley de 1997 que fue enmendada en el Legislativo para prohibir el establecimiento de áreas neutrales como sede de diálogos de paz con grupos armados ilegales.

La normativa eliminó la figura legal de la zona de distensión o de despeje (de desmilitarización), que sirvió de eje a un fracasado proceso de paz del Ejecutivo del ahora ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002) con la guerrilla de las FARC.

En virtud de la normativa de 1997, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) recibieron a finales de 1998 un territorio de más de 43.000 kilómetros cuadrados que controlaron hasta comienzos de 2002, cuando Pastrana rompió el diálogo bajo el argumento de que los insurgentes no tenían voluntad de paz.

El ministro colombiano del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, dijo a la prensa en la sede del Ejecutivo que la ley prorrogada mantiene las facultades del pasado al presidente para procesos de paz.

Entre ellas está la de decretar indultos individuales o colectivos a quienes dejen las armas y se acojan a un proceso de paz, indicó el funcionario, pero aclaró que esta figura no podrá beneficiar a responsables de delitos atroces y de lesa humanidad, o que hayan reclutado a menores de edad.

Además, subrayó que esta ley tiene como novedad la de que "frente a eventuales diálogos futuros de paz, quedan prohibidas y descartadas las zonas de despeje o zonas de distensión en cualquier lugar del territorio nacional".

La llamada Ley de Orden Pública se convirtió en la primera norma legislativa que es firmada por Santos desde que asumió el poder el pasado 7 de agosto.

EFE