Al menos tres personas murieron hoy en una jornada de marchas en Caracas y en otras ciudades de Venezuela convocadas por grupos opositores contra el Gobierno de Nicolás Maduro, quien denunció un "rebrote nazifascista" mientras que sus adversarios le acusaron de suspender las garantías.

Una marcha por el centro de Caracas convocada y desarrollada de forma pacífica contra la situación económica, la política de Maduro y recientes detenciones de estudiantes por altercados en el oeste del país degeneró este miércoles en enfrentamientos violentos que acabaron con la vida de dos personas.

Una tercera víctima se registró en horas de la tarde del miércoles en Chacao, municipio del este de Caracas, en incidentes atribuidos por el alcalde de la localidad, Ramón Muchacho, a "grupos irregulares".

El líder opositor venezolano y dirigente del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, y la diputada María Corina Machado pidieron a quienes secundaron la marcha que no dejen la calle y asuman la protesta "como un deber moral".

Por su parte, el presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, confirmó la muerte de un supuesto militante chavista en las manifestaciones, un hecho que atribuyó al "fascismo".

Las calles de toda Venezuela fueron escenario de marchas a favor y en contra del Gobierno, con la oposición reclamando un cambio en el país y el chavismo denunciando un plan para desestabilizarlo.