Contreras fue víctima de Pozo en 2015. El vídeo de la agresión dio la vuelta al mundo. | Fuente: Captura | RPPTV

Arlette Contreras, símbolo de la lucha feminista 'Ni Una Menos', realizó una conferencia de prensa luego de que la Sala Penal de Apelaciones de la sede Lima Norte anulara el pasado jueves la sentencia que en febrero de 2018 había absuelto Adriano Pozo Arias, agresor de la activista. Ella denunció que no solo fue víctima del machismo, sino también por parte del Estado. 

"Ana María Aranda, escucha: estoy cansada de hablarte repetidas veces. Como jefa de la OCMA (Oficina de Control de la Magistratura) tienes la obligación de trabajar de oficio y asimismo todas las instituciones porque no solo he sido víctima de Adriano Pozo, sino también ahora de las instituciones del Estado. Un estado indolente que no defiende y no protege las sobrevivientes de violencia", dijo Contreras. 

La también abogada rechazó tener que exponerse a un tercer juicio ya que, según denunció, los jueces "no son probos" y que se le está "imposibilitando el acceso a la justicia". 

"Me manifiesto rechazando exponerme a un nuevo juicio del que yo no sé si los jueces van a ser probos o van a continuar perpetuando las actitudes irregulares que han cometidos jueces anteriores y médicos legistas también que hasta el día de hoy no son sancionados", apuntó. 

Contreras denunció además que cuando su caso fue visto por la Fiscalía de Ayacucho, los jueces velaron para que su agresor quede en libertad. "Hubo intención en Ayacucho, por parte de la institución que debieron haber velado por mi acceso a la justicia, de dejar impune a Adriano Pozo y colocarme en esta situación el día de hoy", comentó. 

Cinthia Silva, defensa de Contreras, indicó que Sala Penal de Apelaciones de Lima Norte no ha puesto medidas de protección para su defendida. "Nadie se ha hecho cargo de poner a salvo o de por lo menos tratar de reducir la sensación de miedo y zozobra en la que se mantiene durante todos estos tres años a Arlette Contreras", indicó. 

También denunció que su defendida ha sido sometida a una serie de "actos de revictimización". "El hecho de haber coincidido en más de 100 juicios orales con el agresor, de quien no solamente tenemos conociemto de los hechos cometidos contra ella sino también su alta peligrosidad", apuntó. 

¿Qué opinas?